• Mini&Kuki

¿Quieres conocer las tendencias nupciales para 2019?. Aquí te damos algunos tips.



No estaremos desvelando ningún secreto si decimos que cada boda es un mundo y que cada pareja, con sus gustos y prioridades, hace de ese día algo único y muy especial.

No hay nada más maravilloso que participar al máximo en la organización de tu boda y conseguir que ésta sea un reflejo de vuestra personalidad individual y de vuestro proyecto común como pareja.


Es por esto que las tendencias nupciales de 2019 se basan en la personalización de todo aquello que rodea a una boda: desde el vestido de la novia, hasta la decoración floral, pasando por su peinado o los seatings.

Si estás preparando tu boda y no sabes por dónde empezar, coge papel y lápiz porque vamos a dar unas pequeñas pinceladas de todo aquello que tienes que tener en cuenta para disfrutar de la boda de tus sueños.

El vestido de la novia y el traje del novio


Es obvio que los protagonistas de una boda son los novios. Saben que serán el centro de todas las miradas, por lo que querrán estar perfectos y brillar con luz propia. Elegir el look perfecto será una de las tareas más importantes para ese día.


Para ella:


Qué estilo elegir para el vestido de novia es la gran duda que a todas nos asalta. Para ayudarte en esta importantísima decisión, te ofrecemos las últimas apuestas en vestidos de novia de los diseñadores más actuales.

Escotes y espaldas de infarto con preciosos encajes que resaltarán las líneas del cuerpo femenino; mangas burbuja que darán a tu vestido ese toque de elegancia y glamour que tanto te gusta. Y si buscas un vestido con un punto sexy, la apertura a la altura de la pierna puede ser una opción perfecta.


¿Te consideras atrevida? No pierdas de vista los vestidos en dos piezas. Luce abdomen con un top combinado con una falda sirena o una más voluminosa.

Y para las novias más rebeldes, los pantalones y los vestidos cortos. ¡Adiós a la idea de que este estilo es sólo para bodas civiles!


Para él:


Como hemos dicho, tanto la novia como el novio, son los protagonistas del evento. Los hombres cuidan cada vez más su imagen y quieren estar a la altura un día tan especial como el de su boda.

A la pregunta ¿cómo elegir el traje del novio? sólo podemos darte una respuesta: los novios de hoy eligen trajes modernos, elegantes y cómodos que reflejen su personalidad. La tendencia es elegir un estilo clásico añadiéndole un elemento que les diferencie.


Pueden optar por el esmoquin, el chaqué o el traje de corte clásico y combinarlo con chaquetas de estampados y colores alegres o con solapas de brillo, semilevitas, con o sin chaleco a juego, con corbata, pajarita o plastrón.

Cualquiera de estas apuestas será segura si lo que buscamos es que el novio deje huella.




El peinado de la novia


Que un look no está completo sin un peinado adecuado es una máxima. Y si estamos hablando de novias, aún con más razón. El peinado de la novia debe ir en perfecta consonancia con el vestido y con el tipo de boda que se vaya a celebrar, además de encajar con su personalidad y sus gustos.

Si te vas a casar, te interesará saber cuáles son los peinados más actuales para una novia.


Aquí te dejamos algunas ideas.


Recogidos bajos a la altura de la nuca: elegancia y sencillez en estado puro. Podrás decorarlos con perlas, brillantes y pequeñas flores.

Recogidos altos: la combinación perfecta entre glamour y comodidad. Son ideales para lucir una tiara o una diadema con brillantes.

Recogido lateral: ni suelto ni recogido, son una opción perfecta para las indecisas. El moño debe ir suelto y con ondas, quedará más natural.

Recogidos desordenados: para novias de estilo desenfadado a las que les gusta saltarse de vez en cuando las normas.

Semirecogidos: para las que quieren lucir melena pero buscan comodidad.

Trenzas: podrás recogerlas en un moño, crear con ellas una diadema, elaborar un semirecogido... Las opciones son infinitas.

Las ondas y las capas desordenadas te permitirán presumir de pelo, tanto si tienes una larga melena como si lo llevas corto. Adórnalas con una corona de flores, ¡quedará ideal!



La decoración


El estilo elegido para la decoración de una boda es muy personal, por eso sólo los novios tendrán la última palabra a la hora de decidir.

La mejor decoración para una boda es aquella que os defina, que hable por sí sola de vosotros, de vuestros gustos, preferencias e, incluso, estilo de vida.


Existen varias propuestas para ambientar un enlace:


Estilo vintage: lo antiguo vuelve a estar de moda y a ser tendencia.

Si eres de los que se sienten atraídos por el estilo retro, en tu boda no puede faltar una máquina de escribir, una maleta de esas de cuero cuadradas que tanto se utilizaban en los años 40 y 50 o un sofá antiguo de estilo rococó.

A tus invitados seguro que les encanta escribir sus dedicatorias en una máquina antigua y depositarlas en las originales maletas. ¿Te imaginas, además, sorprenderlos con un tocadiscos?. Puede ser un detalle muy especial.

Estilo rústico: vuelta a los orígenes, a lo natural.

Para los amantes de la naturaleza, éste puede ser el estilo perfecto. Le daréis un toque tradicional a vuestra boda si optáis por los capazos, el encaje y los palets o las cajas de fruta convertidos en muebles. Conseguirás un sencillo pero precioso estilo campestre .

Estilo industrial: hasta el lugar más inesperado, puede ser perfecto para tu boda.

Hasta aquellos lugares con paredes de ladrillo y hormigón que, a priori, pueden parecer poco apacibles, fríos e inhóspitos, es posible convertirlos en perfectos para celebrar tu boda con la decoración adecuada.

Sólo tienes que llenarlos de velas y bombillas para dotarlos de luz; plantas que aporten color y mobiliario a base de maderas, metales y hormigón. Sencillo, pero ¡espectacular!

Estilo shabby chic: romanticismo por los cuatro costados.

Si eres una novia dulce y de estilo sencillo, tu estilo es el shabby chic. Inspirado en las novias

burguesas del siglo XIX, elegantes, sencillas y de buen gusto, es un estilo que se caracteriza por los colores pastel, las flores, los cristales y las perlas.

No podrán faltar entre los elementos decorativos las lámparas de araña, las jaulas, los faroles, las velas o las cortinas que reposan en el suelo.

Estilo Gran Gatsby: ¿quién dijo que el dorado no está de moda?

No sólo el dorado es tendencia en lo que a decoración de bodas se refiere, las lentejuelas , las plumas y los brillos en general son una apuesta más que segura en los últimos tiempos.

Representan una vuelta al lujo, el glamour y, por qué no, a la ostentación de los años 20. Si la sobriedad no es un adjetivo que te defina, éste puede ser tu estilo.


Los seatings y el candy bar pueden ser elementos perfectos para completar la decoración de tu boda y, por lo tanto, deben adaptarse al estilo general elegido.


Los seatings facilitan la organización del enlace, tanto para ti como para tus invitados. Sabrán de forma sencilla en qué mesa se tienen que sentar. Un caballete con un lienzo, una pizarra, un papel, botellas, platos, llaves, plantas o pinzas son algunos de los elementos más utilizados.


¿Has oído hablar de los candy bar? Son esas mesas llenas de dulces que ponen un toque de color, originalidad y diversión a tu boda. En ellas podrás ofrecer a tus invitados deliciosos dulces, frutas variadas y hasta una fuente de chocolate. ¡Les encantará!


Todas estas ideas están pensadas para ti, para que organices y vivas la boda de tus sueños.





#wedding #boda #decoracion #weddingplanner #decowedding #tendenciasboda

39 vistas