• Mini&Kuki

Fotos que no pueden faltar el dia de tu boda

Si estás preparado tu boda, estarás centrada en la decoración, los rincones, el vestido y aquellos detalles originales que harán de tu boda un día muy especial.

Pero, si no cuentas con un reportaje fotográfico que lo inmortalice, pueden caer

en el olvido. Esas fotos serán el recuerdo que tendréis con el paso de los años

de uno de los días más especiales de vuestra vida.

Se lo enseñaréis a todo el mundo, a los que estuvieron en la boda y a los que

no. Para los que estuvieron será un recuerdo de momentos inolvidables y muy

divertidos y, para los que no, será la manera de hacerlos partícipes, de alguna

manera, aunque no lo vivieran en su momento.


El álbum puede contar con dos tipos de fotos: aquéllas que se preparan para conseguir una imagen verdaderamente cuidada, aunque sin posados exagerados y artificiales; y aquellas otras que el fotógrafo toma sin avisar a los protagonistas y que dan lugar a imágenes naturales y auténticas.

Estas últimas aportan frescura al álbum y representan todas las emociones sentidas en ese día único y que no queremos olvidar.


Desde Mini&Kuki, te queremos ayudar y darte algunos consejos sobre las fotos que no pueden faltar el día de tu boda.



Fotografía Keila Morcillo

Preparación


Los momentos previos a la ceremonia están llenos de instantes muy emotivos: nervios, confesiones entre los novios y sus familiares, maquillaje y vestido de los novios...

Es importante fotografiar el ramo, los anillos, los vestidos de los novios... todo aquello de lo que queramos tener un recuerdo y que, sin duda, forma una parte muy importante en la celebración.


Fotografía Keila Morcillo

Vestidos de los novios


Si hay algo que crea verdadera expectación entre los invitados de una boda, son los vestidos de los novios. Ambos buscan estar perfectos, brillar con luz propia y dejar a sus invitados con la boca abierta.

Será muy bonito contar en vuestro álbum de bodas con una foto de cada uno de vuestros trajes. Después, cuando lo repaséis con el paso del tiempo, os vendrá a la cabeza esa frase de "cómo hemos cambiado". Pero habrá algo que seguirá igual "cómo os queréis".


La llegada de la novia


La llegada de la novia crea en los invitados y, sobre todo en el novio, muchos nervios y una gran expectación. Por algo siempre se dice que es la protagonista indiscutible de la boda. Todos están deseosos de ver su vestido, el ramo y cómo va maquillada y peinada.

Su entrada en la ceremonia es el momento más especial de toda la ceremonia.


Y, cómo no, ella estará absolutamente emocionada. Esa emoción y esos nervios son los que debe captar el fotógrafo, dejando un recuerdo imborrable de uno de los momentos más intensos y especiales de su vida.


Fotografía Keila Morcillo

Fotos de los familiares


Aunque los novios sean los protagonistas de la boda, ni que decir tiene que los invitados juegan un papel fundamental. Son las personas que más les quieren (padres, hermanos, familiares, amigos...), quienes les acompañarán en esta aventura y disfrutarán al máximo de este día tan especial.

Todo esto hace que creen momentos dignos de inmortalizar (abrazos, risas, miradas emotivas...) para poder recodarlos el resto de la vida.


Complicidad entre los novios


Desde que los novios se encuentran frente al altar, surgen entre ellos un sinfín de muestras de complicidad: miradas de amor, sonrisas, caricias...

Esos son los momentos que dan sentido a vuestra boda. Es la celebración del amor, de la necesidad de mostrar a todos aquellos que os importan que queréis emprender un camino juntos y hacerlos partícipes de ello.


Si hay un momento que destaca en una boda por la gran emoción que suscita, ése es el beso de los novios. Es el primero de miles, millones de besos más, el sello de su amor y el pistoletazo de salida a una nueva vida juntos.


Que todos estos momentos sean captados por vuestro fotógrafo es la forma ideal para que vuestro amor y complicidad queden inmortalizados para siempre.


Fotografía Keila Morcillo

Fotos originales y divertidas


Tener fotos divertidas del día de vuestra boda siempre aporta frescura al álbum y, además, os hará reír mucho cuando las veáis con el paso de los años. El momento en que la novia tira el ramo, regalos a los novios, fotos en la ciudad, en una fuente o un río o en el photocall con pelucas y complementos originales, son algunos de los momentos que harán de vuestra boda un día especialmente divertido.



Celebración


La ceremonia es el momento para las emociones: lágrimas, risas, miradas, caricias, abrazos...todo gesto de amor y cariño es poco entre los novios y sus invitados. A fin de cuentas, están celebrando su amor y lo están compartiendo con sus seres más queridos.


Pero después de todo esto viene la verdadera fiesta. Los novios han puesto todo su empeño y cariño en elegir el lugar del convite, el menú, los rincones de los que vais a disfrutar, la decoración, la música... en definitiva, todos los detalles que no pueden faltar para que todo salga perfecto.

Y, cómo no, cada uno de estos momentos y detalles deben ser fotografiados.


Será muy interesante tener una instantánea del lugar de la celebración, la decoración de las mesas, los nombres de las personas que se sentarán en cada una de ellas, incluso, de los invitados sentándose.


La entrada de los novios y el brindis inicial, el corte de la tarta y el vals de los novios son otros de los momentos que tienen que estar en vuestro álbum.


Y cuando tus invitados se relajen de verdad y empiece el baile, darán momentos inolvidables. La felicidad, la diversión y la alegría inundará el lugar y tu fotógrafo tendrá que estar ahí para recoger cada situación.


Si no queréis que se os olvide ningún detalle de vuestra boda, aseguraros de que vuestro fotógrafo fotografíe cada uno de los momentos especiales. El álbum de boda es un recuerdo muy muy especial.


Fotografía Keila Morcillo

MINI&KUKI

Tel: 656.66.88.65

info@miniandkuki.com

© 2017 by Mini & Kuki 

Todos los derechos reservados.

  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon