• Mini&Kuki

¿Cómo elegir las flores según tu estilo de boda?

Las flores son un elemento fundamental en la decoración de una boda. Llenarán de color, alegría y elegancia todos los lugares en los que se desarrollará tu enlace (iglesia, ayuntamiento, salón de celebraciones…).

Por no hablar de que serán las absolutas protagonistas en el coche nupcial, en la solapa del novio, el cortejo y, cómo no, en el ramo de la novia.


Sabemos que elegir las flores según tu estilo de boda puede ser una tarea complicada y estresante pero ¡tranquila!, estamos aquí para ayudarte. Sigue nuestros sencillos consejos y conseguirás una boda de ensueño.


La decoración floral deberá ir en consonancia con el tipo de boda que vayas a celebrar. No requiere la misma decoración una boda de estilo moderno, que una con toques tradicionales, o la que se celebra en un espacio natural.

El mundo de las flores es prácticamente infinito y te ofrece una gran variedad de especies , por eso estamos seguras de que encontrarás la flor ideal para tu enlace.


Las rosas, amapolas, hortensias o camelias son perfectas para una boda de estilo clásico; combinar claveles, gardenias, camelias o paniculata con hojas verdes, le dará un toque muy especial a tu boda si es de estilo romántico y, además, se celebra en un entorno natural; si estás organizando una boda de estilo moderno apuesta por la asimetría y las flores de tallo largo, como los tulipanes o las camelias.


Lo primero que debes saber antes de elegir las flores que decorarán tu boda es que siempre hay una flor perfecta para cada época del año. La premisa desde la que partir a la hora de elegir la decoración floral para tu boda, debe ser conseguir la absoluta armonía y el equilibrio perfecto entre todos los elementos. Para ello, te recomendamos elegir un color predominante acompañado de otros neutros, además de basarte en el ramo de novia elegido.


Nosotras te recomendamos empezar por la elección del ramo de novia y, a partir de ahí, darle forma al resto de la decoración floral.





El ramo de novia


Toda novia quiere estar perfecta el día de su boda, no sólo por ser uno de los más importantes de su vida, sino porque sabe que será el centro de todas las miradas. La fusión perfecta del vestido, el peinado, los zapatos y, por supuesto, el ramo, será lo que la haga estar espectacular.

El ramo ideal será aquel que encaje con el tipo de vestido que luzcas y con tu personalidad como novia.


Bouquet: podemos decir que es el ramo estrella entre las novias más tradicionales. Es fácil de manejar y combina perfectamente con vestidos de corte princesa y con los de falda elaborada.


Silvestre: su estilo desenfadado y sencillo, lo convierte en el ramo de las novias más boho. Es perfecto para vestidos de corte lánguido, tejidos ligeros y con mucho movimiento.


Asimétrico: se trata de un bouquet formado por flores que, a priori, parecen desordenadas pero que están situadas estratégicamente, dando lugar a una creación sencilla a la vez que sofisticada. Es ideal si has optado por un vestido de cuello halter o con escote corazón.


De tallo largo: éste es un ramo que la novia suele llevar apoyado en su brazo, como si se lo mostrara a sus invitados. Podemos decir que es el ramo de las novias más refinadas por su combinación perfecta de sencillez, elegancia y color.


Cascada: su elegante caída hacia el suelo, convierte a este ramo en la opción perfecta para las novias más románticas. Además, su estilo clásico hace que encaje perfectamente con tu velo de novia.





Las flores perfectas para tu boda según la época del año.


Optar por flores de temporada siempre puede resultar muy interesante, ya que son de mayor calidad (lo que se traduce en una mayor frescura), es más fácil encontrarlas y suelen ser más económicas.


Casarte en primavera tiene muchas cosas buenas, entre ellas la gran variedad de flores disponibles. Podrás elegir flores tan alegres como los girasoles, los narcisos, los tulipanes, las violetas o las peonías.

Elegancia es la palabra que define a las especies que nos ofrece la época estival. El jazmín, las lilas, las gardenias o las magnolias son algunas de las más destacadas.


El otoño es la estación de las dalias, las orquídeas, los agapandos o las fresías, simplemente hermosas por su sencillez.


Y en invierno podrás ponerle un toque de color a tu boda con flores como las camelias, las margaritas, los claveles pequeños o las casablancas.


Por otro lado, siempre tendrás la opción de decantarte por las flores atemporales, esas que podemos encontrar en cualquier época del año y que, además, ¡son preciosas!

Nos referimos, por ejemplo, a las rosas, las astromelias o los lisianthus.

No importa la época del año ni el estilo que hayas elegido para casarte, hay una flor muy especial esperándote, sólo tienes que encontrarla.





Las flores de los prendidos, el cortejo y los centros de mesa


¿Ya has elegido el ramo de novia? ¡Perfecto! Entonces ahora hablaremos del resto de la decoración floral.


El novio y el padrino lucirán en la solapa un pequeño prendido cuya protagonista será, al igual que en los ramos del cortejo, la misma flor que predomine en el ramo de la novia.


Es importante elegir bien el color de las flores que lucirán las damas de honor y los niños de arras. Deberán crear un conjunto armonioso con el vestido de la novia. Nosotras te recomendamos colores claros y luminosos (lila, turquesa, salmón o albaricoque) si tu boda es de día y tonos más intensos (rojo, morado o azul) si es una boda de tarde.


Puede ser una opción interesante que la decoración floral del lugar donde se celebre la ceremonia (iglesia, ayuntamiento, jardín...) vaya en consonancia con las flores del cortejo. Los centros más voluminosos se colocarán en el altar o en la mesa de ceremonias, mientras que cada uno de los bancos de los invitados se decorarán con pequeños ramilletes que aportarán un toque precioso y muy elegante.


Para los centros de las mesas te aconsejamos elegir diseños no demasiado grandes y con flores de aroma suave. Si eliges arreglos que combinen las flores con otros elementos como agua, velas, botes o botellas de cristal, jarrones o macetas, cajas de madera u objetos de metal como regaderas, jaulas o cestas, conseguirás resultados que ¡te enamorarán!


#weddingplanner #flores

14 vistas